25 de abril de 2017

Mi equipo

Este es el material que utilizo habitualmente:

- Prismáticos Alstar Eagel 10x50.
- Trípode fotográfico Hama Star 63.
- Tablet con un atlas lunar y un atlas estelar.
- Ordenador portátil, marca Compaq, con Virtualmoon y Stellarium.
- Cámara de fotos digital compacta Nikon Coolpix.

Sobre los Alstar Eagel 10x50

Mis prismáticos

Me costaron 60 euros. Es una marca de la que hay pocos datos en internet. Son importados por una empresa con sede en España llamada Discomsa. 

Especificaciones técnicas:

- Prismas: Porro Bak 4.
- Aumentos: 10.
- Diámetro del objetivo: 50 milímetros.
- Pupila de salida: 5.
- Tratamiento de las lentes: Multicoated.
- Campo visual 5.2º
- Rueda de enfoque central con ajuste de dioptrías en el ocular derecho.
- Rosca central para trípode.

No he encontrado más datos del fabricante, así que desconozco cuál es el valor del eye-relief. De todas formas tiene que ser mayor de 15, porque incluso con los oculares de goma desplegados se puede observar con gafas sin problema.

Accesorios:

- Funda de nylon forrada en tela. Bastante cómoda si vamos a caminar cierta distancia con ellos. Se lleva como una bandolera o como un bolso de asa.
- Correa de transporte. Muy fina, no sirve para caminar grandes distancias, pero sí para tenerlos sujetos mientras observamos y así evitar que se nos caigan al suelo.
- Tapas de goma para oculares y objetivos.
- Gamuza de limpieza.

Además tengo un adaptador bastante sólido que compré hace años por diez euros, y que podéis ver en la primera fotografía. Ese adaptador lo he usado en otro trípode con unos 20x80, que pesan alrededor de dos kilos, y han aguantado perfectamente.

Aspecto general:

El cuerpo es de goma, con rugosidades en varias zonas que lo hacen muy fácil de sujetar. Tiene extensiones de goma en los oculares, muy útiles para evitar los reflejos y otras molestias provocadas por luces artificiales. Se pueden plegar y de esta forma el uso con gafas es más cómodo.

Las ruedas de enfoque son firmes pero suaves. El punto perfecto para que no se desenfoquen al mínimo movimiento, pero manteniendo la comodidad y la fluidez en el ajuste. Las rugosidades que tienen tanto la central como la del ocular derecho hacen la labor de enfoque aún más sencilla.

Rugosidades

Calidad visual:

Mejorable. Se observa esfericidad y coma llegando casi al borde del campo visual. Leve cromatismo y reflejos internos al observar la Luna pero que no llegan a suponer un gran problema. Con estrellas y en observaciones diurnas no se aprecia.

Por su peso, tamaño y potencia se puede utilizar a pulso. Un trípode fotográfico sencillo es suficiente para facilitar la observación y el dibujo sin problema alguno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario